Características

El Centro de Ética Social se posiciona desde una visión inter y transdisciplinariacomo un espacio académico que involucra todo el Instituto Cervantes y con creciente influencia e impacto en la ciudad de Río Cuarto y región. Como entidad institucional tiene características singulares y se ocupa de promover y desarrollar la ética social a través de actividades de docencia, investigación y extensión con un definido compromiso con la realidad social y cultural de nuestro medio.

Consideramos de relevancia que para la ciudad de Río Cuarto y región el Centro de Ética Social funcione como órgano deliberativo, de investigación, formativo y consultivo, situando de este modo a la Fundación y al Instituto Cervantes como referentes en los debates éticos y sociales actuales.

Orígenes

La constitución del Centro de Ética Social de la Fundación Cervantes e Instituto Cervantes se da en la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba, Argentina, a los 14 días del mes de mayo del año 2013. La Presidente de la Fundación Cervantes, Da. Patricia Cucco y las autoridades académicas del Instituto Cervantes, Mgtr. Ing. Benito Álvarez Ovide, Director del Instituto Cervantes; Arq. Beatriz Tonelli, Secretaria Académica del Instituto Cervantes; Mgter. Marcelo Gaumet, Coordinador General de Carreras Universitarias; Lic. Carla Bustos, Coordinadora Estratégica de la Escuela de Salud; junto con los profesores Germán Marcelo Leone, Presidente del Centro de Ética Socialy Eduardo Ovidio Romero,Vicepresidente del Centro de Ética Socialacuerdan fundar “El Centro de Ética Social de la Fundación Cervantes e Instituto Cervantes”.

Fundamentos del Centro de Ética Social

Desde hace décadas, la humanidad se ve enfrentada a una crisis global, que tiene múltiples raíces, como los problemas socio-económicos, la crisis ecológica y los problemas de entendimiento y convivencia pacífica y justa en el contexto de sociedades multiculturales. (Michelini, 2000) Esta crisis reclama una ética social que sea capaz de aprehender conceptualmente de modo adecuado los desafíos que surgen de esta situación crítica y dar respuestas y orientación para una acción conjunta responsable y solidaria tanto a nivel local, como regional y nacional. En este sentido, una ética social tendría que poder contar con una fundamentación adecuada y, además, con procedimientos concretos y efectivos de aplicación de las normas bien fundadas en contextos de acción signados por el interés, el poder y los conflictos. (Maliandi, 1997) Dada la complejidad y novedad de los nuevos problemas de alcance social provocados fundamentalmente por las consecuencias del desarrollo científico-tecnológico, pero también por las crecientes y asimétricas relaciones de poder a nivel político, económico y social, las éticas tradicionales se han mostrado teórica y metodológicamente insuficientes para realizar esta tarea de fundamentación y aplicación. Desde un punto de vista estrictamente racional, los problemas de fundamentación y aplicación de las normas morales exigen en la actualidad un abordaje inter y transdisciplinario que sume la mayor cantidad posible de puntos de vista para resolución dialógico-discursiva de los conflictos prácticos. (Apel, 1985, 1994, 2002, 2004, 2007; Habermas, 2000, 2007, 2008)

En este escenario es sumamente relevante, a nivel local y regional, la constitución del Centro de Ética Social y que articule la mayor cantidad posible de puntos de vista en orden a la problematización y posible resolución de conflictos y disensos prácticos en el fuero social.

La ética social puede ser definida como una inter y transdisciplina que entra en diálogo con las ciencias sociales y con las ciencias naturales para abordar el problema de la validez de las normas sociales vigentes y propone, en caso de ser necesario, una orientación de las acciones actuales tanto a nivel social, político, bioético, jurídico, biotecnológico, de género, religioso, ecológico y económico.

En este contexto y dada la complejidad de las actuales interacciones humanas resulta imposible, desde una sola perspectiva, dirimir problemas éticos. Es así como la situación social plural se constituye en una posibilidad y exigencia para el trabajo inter y transdisciplinario. Para conflictos multicausales, como son los actuales, se hace necesaria una respuesta multidisciplinaria que reflexivamente logre relacionarse con las instituciones de la sociedad civil de la ciudad de Río Cuarto y la región del sur de Córdoba y que promueva un diálogo, racional y razonable, sobre temas comunes y públicos.

La tarea del Centro de Ética Social es generar pensamiento y reflexión en materia académica y social, académico y empresarial y, finalmente, académico e institucional. Lo anterior se lleva a cabo a través de actividades diversas y publicaciones varias. En el ámbito de la Institución queremos que la discusión sea significativa para docentes y alumnos de las diversas carreras, como ciudadanos y, también, como responsables –en el presente y en el futuro profesional.

Nuestros objetivos, orientados con la misión misma de la Fundación Cervantes de formar personas como profesionales socialmente responsables (con ciencia, consciencia y compromiso), son los de fomentar, promover y desarrollar la Ética Social como transdisciplina, que involucra a las distintas disciplinas académicas y pretendemos ser un ámbito de diálogo, reflexión, discusión y producción de pensamiento y de criterios ante las problemáticas sociales.

El Centro de Ética Social tiene como principales objetivos:

  • Generar un espacio de reflexión y debate inter y transdisciplinario desde la Institución Cervantes sobre temas relacionados con la ética social.
  • Promover la integración horizontal y vertical de la Institución Cervantes en temas comunes y públicos relevantes a nivel social de la ciudad de Río Cuarto y el sur de la provincia de Córdoba.
  • Posicionar a la Institución Cervantes como un órgano consultivo y de referencia regional en temas y problemas relacionados con la ética social.
  • Desarrollar acciones y vínculos académicos con distintas universidades e institutos de estudio y de investigación de la ciudad y la región.
  • Estimular la creación de un espacio de reflexión ad intra de la Institución Cervantes que funcione como órgano de capacitación y actualización dirigido a docentes y alumnos.
  • Propiciar instancias de trabajo, jornadas, observatorios, seminarios y talleres referidos a diversas problemáticas actuales de la ética social que vinculen a la Institución Cervantes con otras entidades educativas, políticas, médicas y culturales de la ciudad y zona.
  • Promover la sistematización y difusión de la experiencia de reflexión, investigación y debate en torno a diversas problemáticas sociales.

1. Docencia y formación

En atención a la apertura y orientación de los objetivos del Centro de Ética Social, y en pos de una formación de personas como profesionales responsables se creó en 2014 la Cátedra Libre de Ética y Responsabilidad Social, a cargo y dirigida por el Centro de Ética Social, en articulación con la Secretaría Académica y las demás carreras del Instituto Cervantes.

 

2. Voluntariado

El Área de Voluntariado perteneciente a Centro de Ético Social de la Fundación Cervantes e Instituto Cervantes, asume la misión de promover actividades voluntarias solidarias llevadas a cabo por jóvenes estudiantes, como futuros profesionales, graduados y docentes en torno a experiencias de trabajo comunitarias en sectores desfavorecidos, generando así responsabilidad frente a la problemática social y al mismo tiempo, contribuir a que las comunidades puedan desarrollarse y superar dificultades en torno a situaciones que son del interés y demanda de sus miembros.

En este contexto los valores que sustentan las actividades solidarias, está dado por el respeto, el entendimiento, la tolerancia, la solidaridad y la empatía por el otro, lo que posibilita la generación de cambios internos en el voluntario dando lugar a otras miradas, otras formas de pensar, de proceder y ver su futura profesión en forma crítica, extrayendo conclusiones desde el análisis introspectivo e incorporando lo aprendido a través de un cambio en la forma de pensar o comportarse.

El proceso de aprendizaje vivencial generado a partir de la experiencia de voluntariado desde la Fundación Cervantes y del Instituto Cervantes busca fortalecer los procesos de trabajo comunitario a través de actividades solidarias, haciendo manifiesta la opción fundamental por los sectores pobres o desfavorecidos de la sociedad, en especial de quienes tienen menos oportunidades, propiciando actividades sistemáticas que permitan atender, en términos de promoción humana y en un marco de estabilidad y compromiso, a los requerimientos de los sectores de la población con menores recursos.

 

3. Investigación

Se desarrollan acciones referidas a la investigación y a la construcción y búsqueda conjunta del conocimiento. En tal sentido, anualmente tienen lugar charlas, seminarios, jornadas y otras actividades académicas y de investigación promovidas por el Centro de Ética Social. En este contexto, lo anterior es acompañado de publicaciones conjuntas por diversos medios y soportes en torno a temas relevantes y comunes.

 

4. Extensión

Como otro de los pilares de acción del Centro de Ética Social se constituye también el área de extensión. En este sentido, las acciones del Centro se orientan a promover la apertura de la Institución Cervantes con la comunidad local y regional mediante convenios con instituciones, ONG y demás sectores de la sociedad civil y, al mismo tiempo, articular proyectos que brinden herramientas para abordar las diversas problemáticas sociales, y a su vez, enriquecer y transformar el bagaje cultural.

Integrantes del Centro de Ética Social

Presidente: Prof. Germán Marcelo Leone

Vicepresidente: Prof. Eduardo Ovidio Romero

Miembros Ordinarios ad honorem

  • Dr. Mauricio Beuchot (México)
  • Dr. Dorando Juan Michelini (Argentina)
  • Dr. Daniel Omar Pérez (Brasil)
  • Dr. Eladio Craia (Brasil)
  • Dr. Horacio Luján Martínez (Brasil)
  • Dr. Santiago Polop (Argentina)
  • Lic. Gonzalo Scivoletto (Argentina)
  • Lic. Julián González (Argentina)